Puerta de Brandemburgo, Canal Sur Televisión

el 9 de Noviembre, minuto a minuto

09:14 Checkpoint-Charly. Esta mañana los guardias de fronteras son especialmente amables, ya nos conocen: somos los de Televisión Española, que pasan de un Berlín al otro varias veces al día. Saben que llevamos todos los permisos del Ministerio para la Seguridad del Estado en regla. Pero no nos libramos del registro minucioso del coche ni de pagar los 25 DM por persona y día.

Sigue leyendo

el trozo de papel que derrumbó el Muro

“Se podrán solicitar viajes privados al extranjero sin tener que explicar los motivos  ni relaciones de parentesco. Los permisos  serán concedidos  en un corto plazo. Los departamentos del registro nacional y de pasaportes, en las comisarías de la policía popular, tienen la orden de conceder inmediatamente los visados para salidas permanentes, sin los prerrequisitos anteriormente existentes. Las salidas permanentes pueden realizarse por todos pasos de frontera entre la RDA a la RFA  y en Berlín-Oeste.” (*)

schabowski

Un despiste histórico hizo que Günter Schabowski anunciara lo que nunca tuvo que anunciar. Este gerifalte comunista, miembro del Comité Central del Partido y encargado de la Comunicación, fue el hombre que derribó el Muro de Berlín, sin querer. Lo mismo que Gorbachov haría con la Unión Soviética, pocos meses después. Eran las 6 y 50 minutos de la tarde del 9 de noviembre de 1989.

Sigue leyendo

encuentro digital en rtve

Berlín, 1989. En directo desde el Muro.

El 9 de noviembre de 1989 cae el Muro de Berlín y termina, de golpe, la Guerra Fría. José María Siles era corresponsal de TVE en Alemania y vivió en primera persona aquellos acontecimientos históricos. Siles conserva una memoria muy fresca de la situación que se vivió en Europa al caer el bloque soviético. José María es ahora director de aNews, una agencia global de corresponsales con base en Bruselas. rtve.es

Nando: ¿Cómo te enteraste de que se abría el muro? Un abrazo.

José María Siles: Me enteré en la rueda de prensa de Schabowski… pero era difícil de creer.

Erich: ¿Qué piensas de los alemanes, de su carácter, de su forma de ser, más allá de los estereotipos?

José María Siles: Todos somos un estereotipo para quien no nos conoce, Erich.

Merche: Hola. ¿Puedes recordar cómo viviste aquel día entero? ¿Cómo sucedieron las cosas? Gracias.

José María Siles: En rtve.es vas a tener una cronología, minuto a minuto… puedes adelantarte leyendo aquí

50 minutos con los internautas de TVE.

el puente de los espías

Sharansky

En febrero de 1986 tuvo lugar el último canje entre el Este y el Oeste, en el Glienecke Brücke que une Berlín y Postdam.

Recuerdo el último intercambio. Acababa de ser nombrado corresponsal y todavía estaba organizando la logística en Bonn, la que era capital de la República Federal de Alemania y donde estaba entonces la corresponsalía de TVE. Allí andaba catalogando las películas que nos había dejado Manuel Piedrahita, mi antecesor, y gestionando la adquisición de un equipo de vídeo cuando vimos a Sharansky cruzando el puente. No salimos hacia Berlín, habríamos tenido tenido de entrar en el telediario, porque en Torrespaña (para ahorrar) se conformaron con una crónica hecha con las imágenes de la ARD alemana. A orillas del Rin tuvimos que hablar del puente de loa espías, en Berlín. Tres años y nueve meses después, caía el Muro y esa vez sí que estábamos allí.

Sigue leyendo

gorby no tiró el muro

gorbachov_mauer_wall_muro

Mihail Sergeyevich Gorbachev, en el Muro de Berlín tras la reunificación de Berlín.

Los alemanes del Este gritaban “Gorby, Gorby” en las calles de las principales ciudades de la RDA aquel 7 de octubre de 1989, en el 40 aniversario de la RDA. El líder soviético quería cambios para que el Imperio no se derrumbara; él no habría echado abajo el Muro, pero con un halcón en el Kremlin a lo mejor las tropas rusas sí habrían salido a la calle hace 2 años en Berlín.

Gorbachov, como Honecker, llegaba tarde, y la vida lo iba a castigar también. Pero hasta que apareciera el oportunista Jeltsin y los tanques salieran a las calles de Moscú y bombardearan la ‘Casa Blanca’ y viviéramos el fin de la Unión Soviética, Gorbachov aún creía que el comunismo podía sobrevivir.

Sigue leyendo

corruptos hasta el final

Los gerifaltes de la RDA hicieron negocio con los restos del Muro de Berlín.

Los miembros de la Nomenklatura sacaron partido del puesto hasta la reunificación.

Demoler el Muro de Berlín costó 180 millones de marcos alemanes, lo que significa prácticamente 200 millones de euros al valor actual. Pero hubo espabilados que hicieron negocio, desde el régimen y antes de la reunificación. Los gerifaltes comunistas fueron unos corruptos hasta el final.

Sigue leyendo

futuro abierto, en Radio Nacional de España

1989. Nunca olvidaremos el cello en el Checkpoint-Charlie.

Llegó y se puso a tocar. Era su homenaje a la libertad, al pie del Muro. Mstislav Rostropovich nunca había sido tan feliz.

El programa ‘Futuro Abierto’ de Radio Nacional de España  hacía balance con Tato Puerto y Esther García, Enrique Baron, Mikel Buesa y Thomas Neissinger.

Sigue leyendo

todos somos berlineses

 

Ramiro Villapadierna

Interesante que tantos rebufen de los alemanes pero tantos más quieran en cambio ser berlineses. Los políticos y dirigentes también, desde que el presidente Kennedy vino a decir aquí, en lo más frío de la Guerra Fría, aquel solidario “todos en el mundo somos hoy berlineses. Yo soy berlinés”.

domino1

Nuestro blog invitado: “Diván Este Oeste”.

Sigue leyendo

de nuestro corresponsal, carmelo martínez

verlassenwestberlin

Aprendí a leer quitándole a mi padre el periódico del bolsillo de la chaqueta, cuando volvía de trabajar. Mi padre era maestro de escuela en un pueblo de la Alpujarra almeriense y corresponsal del periódico local, a cambio de recibir gratis “Yugo” (entonces se llamaba así, por lo del ‘yugo y las flechas’). Pero las crónicas de los partidos de fútbol las escribía siempre yo, un chaval de primaria: ‘De nuestro corresponsal Carmelo Martínez’, me decía que pusiera. Entonces no podía imaginarme, ni por asomos, que iba a dedicarme a ésto, a contar historias, a contar la vida. Pero ya había calado muy hondo en mí, aunque no lo entendiera, la frase que mi padre no se cansaba de repetir: “Ser el segundo es un fracaso, hay que ser el primero.”

Sigue leyendo

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.